Archivo por meses: Diciembre 2012

Flores para el origen de la Vida

Jeff Bowman tiene la mitad de su cuerpo sumergido en agua helada. La temperatura del aire es de unos -22º y aún así está rodeado de flores. Flores de hielo de una belleza ártica y punzante que nacen de imperfecciones en la superficie del hielo a temperaturas de frío extremas y que Bowman estudia con devoción por una razón vital.

Allí, donde parece que de ningún modo puede haber vida, Bowman, junto a su profesora  Jody Deming, ambos científicos del Programa de Educación e Investigación Integral de Graduados (IGERT, por sus siglas en inglés) han hallado una colonia de bacterias mucho más densa que en el agua congelada debajo. Las flores de hielo constituyen un ecosistema temporal.
Para “cultivar” este campo  florido y helado, Bowman y Deming se aprovechan de las condiciones del Ártico…y de su rompehielos. El navío es la base científica de ambos. Alrededor de él el hielo comienza a cubrir las grietas que fue dejando a su paso. Pero el frío extremo, unos -20º C, hace que la humedad por encima del hielo se sature y una escarcha fractal comienza a formarse allí donde hay imperfecciones superficiales. La flor comienza entonces a crecer verticalmente y lentamente absorbe la humedad de la superficie del hielo, incorporando sal y bacterias marinas junto a otras sustancias. Cuando sale el sol, se inician una cascada de reacciones químicas que, entre otras pueden producir formaldehído.  Desde el IGERT resaltan que “el formaldehído, que se encuentran en altas concentraciones en algunas flores de escarcha, es útil para la fabricación de azúcares simples, incluyendo la ribosa. La ribosa es un componente esencial del ARN, una molécula utilizada por las células para codificar la información genética. Aunque el ADN hoy en día es la molécula principal que ejerce esta función, el ARN puede haber sido la primera en hacerlo. De este modo puede que en los primeros tiempos estás flores hayan tenido un papel en los orígenes de la vida en la Tierra”.

 

 

Bowman y Deming están construyendo una cámara ultralimpia para desarrollar sus propias flores de escarcha y esperan que esto les lleve a una comprensión más amplia de cómo la vida podría resistir condiciones extremas en otras regiones del universo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Todas las abejas mueren cuando pican?

Para los ansiosos, la respuesta es no.

En cambio para los pacientes la respuesta es un poco más larga. Pero la verdadera excusa para este post es la imagen. La fotografía de esta abeja en plena picadura fue realizada por Kathy Keatley Garvey  del Departamento de Entomología de la Universidad Davis. Garvey tomó esta imagen cuando con un amigo paseaba por el campus de la universidad. La abeja se acercó a ellos produciendo un sonido típico de advertencia, un zumbido de tono muy alto indicativo de que va a por todas. Ella rápidamente preparó su cámara y dejó que el alado insecto hiciera su trabajo (vamos, una gran amiga!) y tomó la fotografía.

 

Cuando una abeja clava su aguijón, este se clava como si fuera un sacacorcho. La abeja es demasiado débil como para sacarla sin que se rompa su abdomen y lo que se ve en la imagen es el tejido abdominal que arrastra el aguijón después de la picadura. Pero si el animal picado tiene la piel más delgada que un humano,  la abeja sobrevive pues le resulta más fácil desprenderse del aguijón. Las abejas reinas, por ejemplo, no mueren y, aunque no son exactamente abejas, las avispas tampoco mueren cuando pican.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

El primer sonido

Un implante coclear es un dispositivo electrónico que es implantado quirúrgicamente bajo la piel, detrás del pabellón auditivo. El sonido entra a través de un micrófono que lo envía a un transmisor en el implante. Allí lo que ocurre, básicamente es que la información acústica que entra se transforma en impulsos eléctricos que estimulan los nervios y permiten que la señal llegue al cerebro.

 

Esta explicación sirve para retratar lo que le ocurre a Jonathan, un bebé de 8 meses que nació sordo y se le realizó un implante coclear. En el vídeo se puede observar la reacción al esuchar, por primera vez, la voz de su madre.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest