Archivo de la etiqueta: biología

Obi, el hipopótamo pigmeo

Tiene apenas tres semanas de edad, se llama Obi y es el último habitante del zoo de Melbourne, Australia. Se trata de un hipopótamo pigmeo, una especie en peligro de extinción. Obi, cuyo nombre en nigeriano significa “Corazón”, es parte de un programa internacional de cría en cautividad de esta especie.

“Le encanta el agua – asegura su cuidador Justin Valentine- Pero todavía es muy pequeño y solo puede estar allí entre 10 y 15 minutos”. Debido a que su hábitat natural son bosques muy densos, no se sabe exactamente el número de hipopótamos pigmeos que hay en el mundo.

cute-baby-pygmy-hippopotamus-obi-melbourne-zoo-australia-1

cute-baby-pygmy-hippopotamus-obi-melbourne-zoo-australia-4

cute-baby-pygmy-hippopotamus-obi-melbourne-zoo-australia-8

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Pensamiento libre vs. pensamiento crítico

El caso del niño de Barcelona con difteria ha despertado una serie de comentarios intentando explicar una conducta que resulta a todas luces (atención, spoiler extremista a continuación) inexplicable. En esta ocasión se trata de unos padres que han decidido por cuenta propia no acceder a la prestación sanitaria aconsejada de vacunar a su vástago. La decisión no tiene nada que ver con falta de fondos o ausencia de un centro de salud en la vecindad, sino con una convicción de que las vacunas son malas. Llevan la enfermedad dentro y provocan efectos secundarios, como, según explican muchos famosos que de pronto muestran un vasto conocimiento médico, autismo.

5279644251_8191aa08dc_b

Entre las lumbreras del celuloide y famoseo que abogan por un mundo sin vacunas se encuentran personalidades de la talla de Charlie Sheen, Jenny McCarthy, Jim Carrey o Alicia Silverstone. Dejando de lado que no hay ningún estudio serio y científico que haya podido demostrar la relación entre vacunas y autismo, obviando todos los adelantos que ha producido la vacunación y la cantidad de enfermedades que se han erradicado gracias a ella y las vidas que se han salvado en el camino y haciéndonos a un lado que la opinión de Charlie Sheen en materia de cuidado familiar no es, al menos para un servidor, un ejemplo a seguir, no creo que sea este el debate de fondo.

¿Vacunas sí o vacunas no? No se trata de eso.
Los padres que deciden negar las conveniencias de un calendario de vacunación lo hacen inspirados en el pensamiento libre, una corriente que les guía a negar cualquier idea implantada, regresar a la naturaleza, regirse por sus propias reglas. Y está casino muy bien, mis sinceras congratulaciones a quienes no se dejan avasallar por lo que otros tejan y manejan y buscan una independencia mental. Cualquiera es libre de pensar lo que quiera, redundantemente eso es la libertad de pensamiento. El problema es que esta corriente no tiene responsabilidad alguna. Yo soy libre de concebir la idea que la polinización es un complot de índole comunista que los insectos llevan a cabo para dominar el mundo y someternos a su voluntad en el futuro. Tengo el albedrío a pleno funcionamiento cuando imagino que no publicar imágenes de personas corruptas hará que la corrupción desaparezca. El problema es que, en el momento que ejercito el libre pensamiento implicando a otra persona (sea un hijo, esposa, marido, vecino, etc.) mi libertad debe basarse en la responsabilidad y es entonces cuando llega el pensamiento crítico. Esto es, lisa y llanamente, el pensamiento libre razonado. El pensamiento crítico no se deja guiar por la explicación que mola o coincide con las creencias propias, es el pensamiento que pregunta y cuestiona. Y lo hace porque existe una responsabilidad para con otro ser.
En su blog de Orbita Laika, el estimado Jesús Hidalgo admite que, aunque el asunto no tiene una respuesta fácil, un intento válido es el que ha hecho la antropóloga Elisa Sobo, de la Universidad Estatal de San Diego, quien “pasó varias semanas con una comunidad de padres cuyos hijos están escolarizados en la escuela Waldorf de California: una de esos centros que fomentan el pensamiento crítico independiente”.

Creo que es aquí mismo donde se encuentra el eje del debate. No se trata de pensamiento crítico libre, como afirma Solob. De crítico no hay nada allí. Las razones esgrimidas por los padres tienen que ver con creencias personales. Escuelas como la Waldorf estimulan el debate sobre temas polémicos, como las vacunas, y conciben la libertad de pensamiento como una herramienta para alcanzar una conclusión. Y esa confusión se hace cada vez más habitual dada la inserción de la tecnología en la pedagogía. En la educación, en este momento de la educación, el saber enciclopédico es la nueva ignorancia. Los estudiantes tienen acceso a todo el conocimiento, pueden saber el peso del cesio, el del Saturno y el de la nao que llevó a Colón al continente americano. Pero no son capaces de elaborar ideas por sí mismos, tienen todas las respuestas pero comienzan a  carecer de la capacidad de imaginar nuevas preguntas.
Quizás la edad del porqué debería insuflarse genéticamente y de modo retroactivo. Que los exámenes comiencen a mostrar las respuestas y que la solución sea la pregunta. Es preguntando como se llega a un razonamiento. No creyendo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Otros mundos en la Tierra

Parecen imágenes dibujadas estudiando la atmósfera de otros planetas. Pero forman parte de nuestros paisajes terestres. Pese a sus colores o sus formas, todos ellos tienen una explicación muy terrenal.

alien-places-look-like-other-worlds-3__880

Playa roja, en Panjin, China. Se encuentre en el mayor humedal del planeta. El rojo de la vegetación es propio de una variedad de fanerógama conocida como Suaeda salsa.

alien-places-look-like-other-worlds-5__880

Montañas Tianzi, China. Se dice que el paisaje inspiró la escenografía de la película Avatar. Se trata de rocas de arenisca de cuarzo que fueron perfiladas durante millones de años por las lluvias y el viento.

alien-places-look-like-other-worlds-9__880Lago Rosa, Senegal. Su tono se debe a un alga, la Dunaliella salina, que fabrica un pigmento rojo necesario para abosrber la luz solar.

alien-places-look-like-other-worlds-10__880

Formaciones Danxia, China. La combinación de areniscas rojas, movimientos geológicos y erosión produjo este paisaje pseudo kárstico.

alien-places-look-like-other-worlds-11-1__880 Cueva Waitomo, Nueva Zelanda. Allí vive un gusano endémico y bioluminiscente, el Arachnocampa luminosa, del tamaño de un mosquito.

 

alien-places-look-like-other-worlds-15-1__880

Cráter Dallol, Etiopía. Lo que se obtiene cuando se combinan magma basáltico con depósitos de sal y actividad hidrotermal es este paisaje.

alien-places-look-like-other-worlds-18__880

Géiser Fly, Estados Unidos.  Esta fuente hidrotermal no es natural, surgió cuando se perforaba en la región en busca de energía hidrotérmica.  Su chorro es constante y ha creado unas cuarenta piscinas naturales alrededor.

alien-places-look-like-other-worlds-23__880

Pozo de Darvaza, Turkmenistán. Se trata de otro “accidente”. En los años 1960 una prospección de gas soviética perdió todo su equipo en este cráter de 69 metros de diámetro y 30 de profundidad. El pozo es en realidad una cueva subterránea llena de gas. Veinte años más tarde intencionadamente o no, alguien tiro fuego allí y desde entonces no se apaga, simulando las Puertas del infierno, su otro nombre. Ha habido intentos fallidos por apagar el fuego.

alien-places-look-like-other-worlds-28__880

Lago Abraham, Canadá. Las burbujas que se ven son metano congelado. Este gas es muy inflamable, por eso hay que tener cuidado si vas con cerillas por la zona, como puedes ver aquí.

alien-places-look-like-other-worlds-33__880

Dunas pintadas, Parque Nacional Volcán Lassen, Estados Unidos. La región es muy activa geológicamente y el color proviene del volcán que nombra al parque.

alien-places-look-like-other-worlds-36__880

Lago Natrón, Tanzania. El color de las aguas se debe a la proliferación de algas. También se pueden observar esculturas naturales producidas por carbonato cálcico.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest