Archivo de la etiqueta: insectos

¿Libélula o caballito del diablo?

Ambos son odonatos, pero unos, las libéulas, son anisópteros (alas desiguales) y los otros, los caballitos del diablo o señoritas pertenecen al suborden Zygoptera (alas unidas). Precisamente esta es una de las cuatro características que más claramente las diferencian. Los caballitos del diablo mantienen las alas juntas, pegadas al cuerpo cuando están en reposo, las libélulas las mantienen separadas. También en las alas se encuentra la segunda diferencia: ambas tienen dos pares, pero en los anisópteros el segundo par es más ancho mientras que en los zigópteros son casi iguales. Los cuerpos de estos son mucho más delgados y frágiles y, finalmente, los caballitos del diablo tienen los ojos claramente separados, mientras que las libélulas están casi unidos.

Remus Tiplea es un fotógrafo aficionado que se dedica a tomar imágenes de una de estas especies que a menudo visitan su jardín en Rumanía. Y, aunque sus alas casi no se ven, sí es posible saber de qué insectos se trata.

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

dragonfly-cute-insect-macro-photography-bulbucatii-tiplea-remus

 

dragonfly-cute-insect-macro-photography-bulbucatii-tiplea-remus2

dragonfly-cute-insect-macro-photography-bulbucatii-tiplea-remus3

dragonfly-cute-insect-macro-photography-bulbucatii-tiplea-remus4

dragonfly-cute-insect-macro-photography-bulbucatii-tiplea-remus5

dragonfly-cute-insect-macro-photography-bulbucatii-tiplea-remus6

SONY DSC

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Todas las abejas mueren cuando pican?

Para los ansiosos, la respuesta es no.

En cambio para los pacientes la respuesta es un poco más larga. Pero la verdadera excusa para este post es la imagen. La fotografía de esta abeja en plena picadura fue realizada por Kathy Keatley Garvey  del Departamento de Entomología de la Universidad Davis. Garvey tomó esta imagen cuando con un amigo paseaba por el campus de la universidad. La abeja se acercó a ellos produciendo un sonido típico de advertencia, un zumbido de tono muy alto indicativo de que va a por todas. Ella rápidamente preparó su cámara y dejó que el alado insecto hiciera su trabajo (vamos, una gran amiga!) y tomó la fotografía.

 

Cuando una abeja clava su aguijón, este se clava como si fuera un sacacorcho. La abeja es demasiado débil como para sacarla sin que se rompa su abdomen y lo que se ve en la imagen es el tejido abdominal que arrastra el aguijón después de la picadura. Pero si el animal picado tiene la piel más delgada que un humano,  la abeja sobrevive pues le resulta más fácil desprenderse del aguijón. Las abejas reinas, por ejemplo, no mueren y, aunque no son exactamente abejas, las avispas tampoco mueren cuando pican.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

La hormiga más rara del mundo…no es una hormiga

Popularmente conocida como hormiga panda, su nombre científico es Euspinolia militaris y pese a lo que pueda parecer se trata de un mutílido (<span style="font-family: Times casino online New Roman,serif”>Mutilidae) una familia de himenópteros con una característica notoria: sus hembras no tienen alas.

 

La hormiga panda ha sido observada principalmente en la Cordillera de los Andes, entre Argentina y Chile.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest